MIQUEL BARCELÓ

La cerámica es la madre de la pintura

Pintor, escultor, dibujante y ceramista, Miquel Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957) es uno de los creadores más destacados del panorama artístico contemporáneo.

La retrospectiva más completa de la cerámica de Miquel Barceló nunca vista en Barcelona se puede visitar en La Pedrera. Ceràmiques: Tots som Grecs, comisariada por Enrique Juncosa, recorre tres décadas de pasión y experimentación a través de un centenar de piezas – que incluye una quincena de pinturas y cuadernos – del cotizado artista mallorquín, para quien la cerámica se ha convertido en una parte troncal de su obra.

Barceló empezó a crear con barro el año 1994 a partir de un viaje a Mali durante el cual un fuerte viento le impedía pintar y dibujar.

A diferencia de los cuadros, las cerámicas necesitan una prueba de fuego en un horno donde el material adquiere su consistencia y colores definitivos. Una metamorfosis que fascina al artista.

“La cerámica es una forma extraña de pintura. Como si hicieras un fresco sin necesitar un edificio, sin arquitecto. Es muy ancestral pero moderna a la vez.comenta Miquel Barceló.

“La cerámica tiene una parte muy física, la moldeas, la acaricias, la golpeas. A diferencia de cuando pinto, cuando trabajo con el barro utilizo las dos manos”, explica Barceló.

En la parte final de la exposición se pueden admirar unos curiosos ‘Totems’ realizados con tochanas de gran tamaño creadas por él y convertidas en obras de arte que combinan la herencia de la Antigua Grecia, la cultura Maya y la China.

En exposición hasta el 30 de junio del 2024

 

Fotografías:  Olga Planas

 

EGM ha tenido el placer de producir, imprimir y montar la gráfica expositiva

Últimas noticias

Menú