EXPOSICIÓN ‘MÁS ALLÁ DE MAUTHAUSEN. FRANCESC BOIX, FOTÓGRAFO’

GRÁFICA EXPOSITIVA REALIZADA POR EGM

El Museu d’Història de Catalunya presenta en esta retrospectiva la trayectoria profesional del fotógrafo catalán Francesc Boix (1920-1951). Un extraordinario testimonio visual del fotógrafo que sobrevivió al internamiento en el campo nazi de Mauthausen, documentando su barbarie y la liberación del mismo. Sus imágenes fueron determinantes para juzgar los crímenes del nazismo en los juicios de Nuremberg y Dachau.

La muestra con más de 300 fotografías, muchas de ellas inéditas, que podrá visitarse hasta el 18 de octubre, es la primera retrospectiva dedicada al fotógrafo. Se pueden ver por ejemplo, las instantáneas tomadas a la edad de 16 años en el frente de Aragón y del Segre, en plena contienda de la Guerra Civil Española, o de la liberación del campo de Mauthausen, hasta sus años como reportero del diario Humanité.

Gráfica EGM. Fotografías de diferentes medidas, impresas sobre Dibond

Según la historiadora Rosa Torán, comisaria de esta exposición programada en el 70 aniversario de la finalización de la II Guerra Mundial “Las fotografías salen ahora a la luz al considerarse que este aniversario era la oportunidad de dar a conocer un fondo inédito de 800 negativos de Francesc Boix, propiedad de la Associació de l’Amical de Mauthausen, que están depositados en este Museo, y de la Comissió de la Dignitat”.

Gráfica expositiva EGM. Paredes decoradas con fotografías, elementos expositivos y cronologías realizadas en vinilo impreso y vinilo de corte.

Las imágenes más impresionantes son las que pertenecen a su internamiento en el campo de concentración de Mauthausen, donde Boix trabajaba en el Servicio de identificación del recinto. Las instantáneas retratan la vida en el campo, la visita de los oficiales de las SS y también la muerte de los prisioneros. El fotógrafo las pudo esconder y hacerlas públicas una vez acabada la guerra, gracias a la colaboración de otros internos españoles y de Anna Pointner, una vecina de su pueblo que fue la que escondió los negativos.

La muestra viene acompañada de dos cronologías, una de la trayectoria vital del fotógrafo y otra de los principales hechos de la Segunda Guerra Mundial.

Según sus organizadores, esta exposición “es una necesidad y una obligación moral y ética para recordar aquellas trágicas épocas de la historia europea y mundial”.

Entrada. Carteles con el nombre de la exposición en letras troqueladas

Una exposición imprescindible de ver.
Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores

Exposición del 18 de junio hasta el 4 de octubre de 2015.
Museu de Història de Catalunya
Pl. de Pau Vila, 3 (Palau de Mar). Barcelona

Diseño gráfico de Pere Canals y Daniel Pujal (aaaa.cat)

Últimas noticias

Menú